30 mayo, 2015

ENVIDIAS

La envidia es una emoción bastante común. A veces creemos que sólo le sucede a los otros pero también nosotros podemos ser envidiosos. Es por eso que siempre una persona que está en un camino de auto conocimiento tiene que tener una atenta vigilancia para no caer en la envidia, y sobretodo para no desearle el mal a aquellos que son exitosos o están pasando por una época de bonanza.

Sin embargo , así como nosotros podemos tener envidia y controlarla. O intentar controlarla para no perjudicar a otros, hay quienes pueden tener envidia y dejarse llevar por ella.

CONTRA LAS ENVIDIAS

CONTRA LAS ENVIDIAS

Es más, hay personas que utilizan la envidia como un motor para perjudicar a otras personas en forma consciente.

Esa conducta puede tener mayor o menor influencia en nuestra vida de acuerdo al poder que esa persona tenga y al grado de mentalización que esa persona pueda ejercer sobre nosotros.

No es verdad que la envidia puede provocarnos una enfermedad pero si es cierto que una constante mentalización negativa hacia nosotros puede sernos muy perjudicial.

Cuando una persona ejerce una mentalización negativa sobre nuestra persona se dice que esa persona está haciendo (queriéndolo o no) magia negra.